Formar y vender futbolistas mexicanos a Europa, ¿Es un buen negocio?

Formar y vender futbolistas mexicanos a Europa, ¿Es un buen negocio?

Varios directivos del futbol mexicano no lo ven así porque creen que invertir en las fuerzas básicas no es redituable en el corto plazo pero que a la larga lo será, si confían en una buena planeación en un sistema y entrenadores capaces de brindarle las herramientas al canterano para que explote todas sus capacidades como jugador.

De acuerdo a Univisión Deportes, los clubes mexicanos invierten al año 1,000 millones de pesos en la formación del futbolista de la cantera, cifra considerable pero que no se ha visto reflejado en los torneos con pocos debuts en primera división.

Ya que de acuerdo a datos de Referee desde que se implementó la regla 20/11 en el apertura 2014 han debutado 215 jóvenes y el equipo que más ha dado oportunidad a los canteranos es el Atlas con 20 seguido de Rayados con 19 y el único equipo que no ha debutado jugadores es Lobos BUAP.

Tanto la necesidad de permanecer en el máximo circuito como por la cantidad de extranjeros que contratan, son factores por los cuales los clubes mexicanos no debutan a canteranos.

Vemos que si se ha invertido fuerte en la formación del futbolista mexicano pero que no se ve reflejado en la cantidad de jugadores en primera división por el miedo a descender y perder la inversión en el extranjero.

De acuerdo a Televisa Deportes, los clubes invierten en un solo jugador aproximadamente entre 80 y 90 mil pesos al año en su formación pero hay casos puntuales como el de Santos que invierte por jugador hasta 547 mil pesos anuales.

Lo que falta es una buena capacitación a los entrenadores de la cantera, que los clubes inviertan en llevarlos a Europa para que mejoren la formación del futbolista mexicano y que los clubes tengan un modelo similar al del Pachuca con academia para que el jugador mexicano tenga una vida después del futbol, solamente así se verá reflejado la mejoría en la liga y habrá más debuts de canteranos en primera división y liga de ascenso.

Un ejemplo de que es un buen negocio formar y vender al futbolista mexicano es Hirving “Chucky” Lozano, de acuerdo a Univisión Deportes al Pachuca le costó en su formación 300 mil pesos y lo vendieron al PSV hace dos temporadas por 9 millones de dólares (180 millones de pesos).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *